Page language:
Spanish

La Unión Europea apoya iniciativas en favor de la protección y la integración de las personas refugiadas a nivel global y en México

Con motivo del Día Mundial del Refugiado, la Unión Europea (UE) reitera su compromiso para apoyar a todas las personas que se ven obligadas a abandonar sus hogares en el mundo.

La guerra de Rusia contra Ucrania ha provocado el mayor desplazamiento de personas en Europa desde la Segunda Guerra Mundial. En medio de esta crisis de refugiados –la de más rápido crecimiento a nivel mundial– la UE ha tomado acciones decisivas para brindar protección a quienes huyen de la guerra de Rusia contra Ucrania y proveerles asistencia humanitaria. La UE y sus Estados miembros han brindado refugio a más de 6 millones de personas, principalmente mujeres y niños, quienes han huido de los horrores de la guerra lanzada por Rusia hacia países vecinos. Además, la UE ha otorgado el estatus de protección temporal a casi 3.4 millones de personas, brindándoles acceso al mercado laboral, alojamiento adecuado, asistencia social, atención médica y educación.

Actualmente, más de 100 millones de personas están desplazadas por la fuerza en todo el mundo, desde Afganistán, Siria, Yemen, Myanmar, Burkina Faso hasta Venezuela y Nicaragua. Cabe subrayar que más del 80% de los refugiados del mundo se encuentran en países en desarrollo. En 2021, México fue el tercer país del mundo con el mayor número de solicitudes de asilo.

Junto con nuestros socios, la UE apoya los esfuerzos de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR) y de las autoridades federales, estatales y municipales para garantizar la protección de las personas refugiadas y su integración digna en el país. México tiene una tradición solidaria que ofrece la oportunidad a las personas refugiadas de construir una nueva vida de manera digna en México. La UE saluda el reciente compromiso anunciado por el Gobierno de México, en el marco de la IX Cumbre de las Américas, de expandir programas de trabajo temporal para personas extranjeras, así como la integración de personas refugiadas en territorio nacional.

Integrarse por medio de un trabajo formal y decente en México es la mejor manera de asegurar que tanto las personas refugiadas como las comunidades de acogida se beneficien. Gracias a los esfuerzos conjuntos de la UE, ACNUR, el Gobierno de México, la sociedad civil y el sector privado se ha logrado hasta la fecha la integración de más de 20,000 personas refugiadas en el país.

Ante contextos difíciles, como las pandemias y las guerras, la UE, de la mano de las Naciones Unidas y la comunidad internacional, se ha consolidado como un importante donante humanitario y de desarrollo que ayuda a las poblaciones afectadas a acceder a alimentos, vivienda, educación, atención médica, vivienda, tierra, medios de subsistencia y otros servicios básicos alrededor del mundo. Además, la UE continuará trabajando en soluciones políticas para poner fin a las razones que obligan a las personas huir de sus hogares.